Blog

Conejitos de pascua

Blog

El origen del Conejito de Pascua

por Carolina Vergara en Mar 15, 2024
Chile y el consumo de chocolate Los chilenos somos uno de los mayores consumidores de chocolate de Latinoamérica con un consumo promedio de 2,1 kg por persona, siendo las festividades los momentos donde las personas aumentan aún más el consumo de este. Pascua o Semana Santa se ha vuelto cada vez más popular y podemos ver con semanas de anticipación los estantes de los supermercados y almacenes repletos de huevitos y conejitos para todos los gustos.  Si bien las alternativas son variadas se ha podido ver una tendencia de los chilenos a consumir chocolate de mejor calidad, es decir, que sean más altos en cacao y con menor cantidad de azúcar. Todo esto buscando alternativas más saludables tanto para los niños como para los adultos que disfrutan del chocolate.  En ÓBOLO celebramos junto al Conejito de Pascua y te contamos de dónde proviene esta antigua tradición. ¿Y el conejito de Pascua? El conejito de Pascua es una mezcla de influencias culturales muy diversas, que incluyen las tradiciones paganas, cristianas y folclóricas. Fiestas Paganas Una de las primeras raíces del Conejo de Pascua se remonta a los antiguos festivales paganos que celebraban la llegada de la primavera del hemisferio norte. Los conejos son conocidos por sus prolíficos hábitos de reproducción, por lo que se convirtieron en un símbolo de fertilidad y nueva vida, asociado con el renacimiento de la naturaleza en primavera. Osterhase En la Europa medieval, existía la tradición de que la "liebre de Pascua", la “Osterhase”, llevara huevos a los niños durante la temporada de Pascua. Esta creencia posiblemente se originó en el folclore alemán, donde se decía que la "Osterhase" ponía huevos coloridos para que los niños los encontraran en la mañana de Pascua. El Conejo de Pascua, tal como lo conocemos hoy, se hizo más popular en los Estados Unidos durante el siglo XVIII cuando los inmigrantes alemanes llevaron consigo sus tradiciones, incluido el Osterhase. Con el tiempo, la tradición evolucionó  y a los niños se les decía que el Conejo de Pascua les traería cestas de Pascua llenas de dulces, huevos y otras golosinas.  La Era Cristiana La relación entre el Conejo de Pascua y los huevitos tiene varias teorías,  derivadas de tradiciones tanto cristianas como paganas. Aunque el tema no está exento de controversia, una de las versiones más difundidas a lo largo de los siglos, es la de que María Magdalena fue antes del amanecer del domingo al sepulcro de Jesús  y al llegar se encontró con la sepultura entreabierta y un conejo que había quedado atrapado en la tumba habría sido el primer ser vivo testigo de la resurrección de Jesús. Entonces, es él, el portador del huevo de chocolate. En general, el Conejo de Pascua es un símbolo que ha evolucionado con el tiempo, hasta definirse en la figura que reconocemos en las celebraciones de Pascua de la actualidad. En Óbolo nos sumamos a esta tradición con nuestra edición limitada de conejitos que son libres de saborizantes artificiales y con un mayor porcentaje de cacao, convirtiéndolos en una alternativa más saludable para esta celebración.  Celebra con ÓBOLO CHOCOLATE Todos nuestros conejos están elaborados con nuestro chocolate de siempre, Bean To Bar. Tenemos disponibles alternativas veganas de 65% cacao o blanco con limón y cedrón. Además de un mix que incluye el dulce 3 leches con un 38% de cacao y el Patagonia maqui con un 50% de cacao.  Variedad tenemos para todos los gustos y siempre con nuestro chocolate de origen: DEL GRANO AL CONEJITO.  ¡Mira la colección de Pascua de Resurrección completa!  
El chocolate también se toma frío

Blog

¡El Chocolate También se toma Frío!

por Carolina Vergara en Jan 16, 2024
  Receta Chocolate Frío ¿Sabías que nuestro Barista's Óbolo Chocolate también se puede preparar frío? ¿Qué vas a necesitar? Coctelera o jugueraJarra para agua calienteEspumador Ingredientes 30 gr Barista's Óbolo Chocolate 100 ml de leche o bebida vegetal Agua Caliente Hielo   Preparación Pon a calentar el agua sin que supere los 90°, mientras tanto agrega los 30 gr de Barista's chocolate en la jarra y cuando el agua esté lista la agregas a la jarra lo suficiente como para tapar todo el chocolate. Luego, con el espumador revuelve  hasta que el chocolate se derrita bien. Si no tienes espumador puedes usar una cuchara. Agrega 3 hielos, la leche y el chocolate ya derretido en la coctelera o juguera  y bate al menos 15 segundos. Tu Chocolate Frío ya está listo para servir! Si quieres una bebida extra fría, agrega hielo al vaso y a disfrutar!
Anatomía del Cacao

Blog

La Anatomía del Cacao

por Carolina Vergara en Dec 12, 2023
¿Sabías que el cacao es un fruto que viene de un árbol? ¡Es más! el fruto es una mazorca que contiene las que, seguramente, ya conoces como semillas de cacao. Acá te contamos sobre cada una de sus partes. Árbol de Cacao o Cacaotero Su nombre botánico es Theobroma Cacao, que en griego significa "alimento de los dioses". Es originario de la Amazonia sudamericana, que hoy día comprende los países de Perú, Ecuador, Colombia, Venezuela y Brasil.  En los últimos años los estudios científicos han identificado que la mayor diversidad genética de tipos de cacao se encuentra en la Amazonia peruana, origen del cacao que usamos en ÓBOLO para elaborar                                                          nuestro chocolate.  Muchas veces nos preguntan si el cacao puede cultivar en Chile.  La respuesta es no, porque Chile no tiene las condiciones climáticas que requiere el árbol de cacao.  Es un árbol que necesita clima húmedo y lluvioso, con temperaturas promedio entre 24 a 26 grados durante todo el año.  Otras de sus características son que cuando crece libremente puede llegar a crecer hasta 10 metros de altura. El tronco y las ramas tienen una estructura leñosa y sostiene la copa del árbol, hojas, ramas, flores y frutos. Tiene una copa redonda, con un ancho entre 2 a 4 metros, con un tronco recto.  La raíz del árbol crece hacía abajo, hasta unos 2 metros y muchísimas raíces secundarias que salen hacía los costados.  El árbol comienza a producir frutas entre los 3 a 5 años y pueden llegar a vivir hasta 100 años, sin embargo, su etapa más productiva es hasta los 40 años.  El cacao es una especie cauliflora, es decir, las flores y frutos aparecen en el tronco o las ramificaciones. Las flores crecen en cojines florales y tienen la forma de una estrella de cinco puntas. Son de color blanco y rosado. La mosquilla (Forcipomyia spp) es uno de sus principales polinizadores y la flor se poliniza con polen de otro árbol de cacao, resultando en una polinización cruzada. Luego de que la flor se fecunda, el fruto se desarrolla protegiendo las semillas o embriones hasta la madurez, para luego ser dispersados y generar una planta nueva. Mazorca o vaina de cacao Tienen diferentes formas y tamaños, dependiendo de la variedad. Miden entre 15 y 30 centímetros de largo, y de 7 a 10 centímetros de ancho. Cada mazorca tiene entre 30 y 45 semillas de cacao y el periodo de crecimiento y maduración es de 4 a 6 meses. Se cosechan cortándolas a mano con una cuchilla afilada. Las vainas son puntiagudas y con camellones a lo largo de la mazorca. Las cáscaras pueden ser lisas, arrugadas, de formas redondas y alargadas, de colores variados que van desde rojas, amarillas, verde o moradas. Como parte de la cáscara podemos encontrar 3 partes principales que la conforman: Epicarpio: Tiene una función protectora, a modo de piel externa del fruto. Endocarpio: Tejido más interno que protege las semillas o embriones. Mesocarpio: es la membrana intermedia entre el epicarpio y endocarpio.   Mucílago de cacao Esta es una de las partes más importantes del cacao, ya que rodea cada semilla como una membrana protectora. Es una pulpa blanca, que, aunque no se utiliza directamente para hacer chocolate es extremadamente útil, ya que es un componente esencial del proceso de fermentación. Técnicamente, es el mucílago, y no los granos de cacao, lo que se fermenta y da inicio a todas las reacciones químicas que se producen durante la fermentación. Terminado este proceso, la pulpa blanca se escurre y queda como un residuo de la producción de cacao. Además, es comestible y tiene un sabor fresco y afrutado. Se utiliza tradicionalmente para hacer alimentos como jugos, mermeladas y otros. Semillas de cacao Son del tamaño de una almendra, de color blanquecino a café rojizo. Tienen una delgada piel oscura que envuelve un interior que se aprovecha por completo para elaborar chocolate. En origen, se fermentan en cajones de madera y después se secan al sol.  Listo para ser enviados a ÓBOLO en Chile a convertirse en chocolate.    Todo el Cacao utilizado en la preparación del chocolate Óbolo es traído de la Amazonía peruana, en Pangoa. Mira las variedades de barras de chocolate negro con más del 50% cacao.    
¿Conoces beneficios del cacao?

Blog

¿Conoces beneficios del cacao?

por Natalia Princic en Jul 18, 2023
El cacao nos encanta y no solo porque es la base para preparar nuestro delicioso chocolate. Si no porque también tiene múltiples beneficios para nuestra salud.  Efecto antioxidante y antiinflamatorio Gracias a su alto contenido de polifenoles y flavonoides previene el daño celular causado por los radicales libres, protegiendo las células.  Mejora el estado de ánimo Contiene triptófano, que aporta a la producción de serotonina, el neurotransmisor regulador de muchas funciones humanas, entre ellas el ánimo. Protege el sistema cardiovascular El efecto vasodilatador de los polifenoles y los minerales del cacao aportan al cuidado del sistema cardiovascular.  Y tú, ¿Qué estás esperando para cuidarte con uno de nuestros chocolates? Te invitamos a conocer y probar nuestra línea PURO CACAO.
Maridaje de cerveza y chocolate

Blog

Chocolate y Cerveza: un Maridaje ideal para papá

por Carolina Vergara en Jun 14, 2023
Seguramente, cada vez que escuchas la palabra maridaje la primera imagen que se te viene a la mente es de vino y comida. Pero es un término mucho más amplio que eso. El maridaje se refiere a cualquier bebida y al alimento que mejor combine con ésta. Su principal objetivo es crear sensaciones nuevas y, por eso, te presentamos nuestra primera guía de maridaje de Chocolate Óbolo y 3 estilos de Cerveza.   Cerveza IPA (Indian Pale Ale) Las IPA se caracterizan por tener un amargor inicial para luego dar paso a sabores afrutados, dulces y cítricos, por lo que van bien con chocolates con especias que acompañen esos sabores. Para esta cerveza te recomendamos nuestra Barra de Chocolate Muña Muña Andina 66% Cacao, ya que esta hierba nativa del norte de Chile le da notas frescas y herbales a esta barra, que acompañan los sabores que se despliegan en el paladar con este tipo de cervezas.   Cerveza Stout Las Stout son cervezas oscuras y tostadas que destacan por sus notas a café y chocolate. Su espuma es densa con un dulzor de las maltas y final amargo. Se acompaña muy bien con una barra de Chocolate Dark Milk 51% cacao, un chocolate cremoso, particular en su composición con leche y un alto porcentaje de cacao.   Cerveza Dubbel Si de chocolates puros e intensos se trata, la barra Chocolate Pangoa 70% cacao es ideal para combinar con una cerveza Dubbel. Los toques de caramelo, chocolate y cereza que caracterizan a este tipo de cerveza acompañan las notas a frutos rojos típicos del cacao de Pangoa y se complementan en su intensidad.   Siempre ten en cuenta que el maridaje se trata de experimentar, conocer y encontrar los elementos ideales según tus preferencias y gustos. Te invitamos a regalar una nueva experiencia de sabores.   
ÓBOLO - El Chocolate chileno más premiado del mundo

Blog

ÓBOLO - El Chocolate chileno más premiado del mundo

por Annelore Hoffens en Oct 09, 2022
Barras de ÓBOLO Premiados Pangoa, Perú 70% Cacao Puro - Medalla de Oro, Plata y BronceDulce de Tres Leches 38% Cacao - Medalla de Oro y BronceCabernet Sauvignon 72% Cacao - Medalla de PlataMerken Smoked Chili 65% Cacao - Medalla de Plata y BronceDark Milk 51% Cacao - Medalla PlataAtacama Rica Rica 53% Cacao - Medalla de BronceEarl Grey Blend 64% Cacao - Medalla de BronceMasala Chai Spiced 64% Cacao - Medalla de BronceWhite 37% Cacao - Medalla de BronceLa historia detrás de los Premios de ÓBOLO ChocolateNo es belga ni suizo, sino chileno, y es uno de los mejores chocolates del mundo. Se trata de ÓBOLO, el primer chocolate Bean to Bar o del grano a la barra hecho en Chile que, por séptimo año consecutivo, acaba de ser premiado en los Academy of Chocolate Awards de Londres, algo así como los Premios Oscar del chocolate. ÓBOLO comenzó a dar sus primeros pasos en el 2013 cuando su fundador, Mark Gerrits, se propuso comprobar que en Chile sí se podía elaborar chocolate desde el grano del cacao, contrario a lo que muchos empresarios y emprendedores del rubro le decían. Se adentró en la selva peruana buscando los mejores granos que fuesen cultivados bajos criterios de sustentabilidad ambiental y social, y los encontró en la localidad de Pangoa. Ahí conoció a los socios de la cooperativa agrícola, con quienes inició una relación comercial y de amistad que perdura y se refuerza hasta el día de hoy. Trajo granos de cacao a Chile, importó versiones pequeñas de las máquinas necesarias para elaborar chocolate, y comenzó a convertirlos en un sabroso, cremoso e intenso chocolate que daría lugar al nacimiento de una microempresa familiar y de la marca ÓBOLO. Que amigos y familia fuesen fan de este chocolate, podía ser algo bastante esperable y muy poco objetivo, así es que, para salir de dudas y saber de una vez si ÓBOLO cumplía o no con ser un excelente chocolate, en 2016 Mark envió una barra de 70% cacao puro a Londres, para participar en los premios de la academia de chocolate más renombrada del mundo. Si no ganaba nada, al menos obtendría la retroalimentación del jurado compuesto por expertos catadores de chocolate. Ese año, a esa categoría postularon alrededor de mil barras procedentes de distintas partes del mundo, y solo 14 obtuvieron medalla de oro, o sea, 14 fueron elegidas el mejor chocolate del mundo; 14, dentro de las cuáles estaba ÓBOLO. Desde entonces ha participado cada año obteniendo medallas de oro, plata y bronce. Las últimas fueron otorgadas hace pocas semanas en reconocimiento a la barra Cabernet Sauvignon 72% Cacao (resultado de una colaboración con la viña Odjfell), y a la ya tradicional barra Pangoa 70% Cacao. Suman, en total, 16 medallas obtenidas en 7 años. Hoy ÓBOLO ya no es una microempresa familiar, sino que cuenta con su fábrica, tienda y cafetería en el Barrio Italia de Santiago. Ya no lo consumen solo amigos y familia, sino que se distribuye a todo Chile y está presente en 4 continentes en países como Canadá, EEUU, Reino Unido, Singapur, Australia, Alemania. Ya no es un hobby, sino una Empresa B certificada, gracias a su compromiso social y ambiental en cada etapa del proceso de hacer chocolate, empezando por la compra de cacao a los pequeños productores de Pangoa, a quienes paga un precio ético muy superior al valor tranzado en la bolsa de comercio.  “Hemos asumido esta empresa con responsabilidad desde el inicio, porque la elaboración de chocolate también puede tener una huella importante sobre el medio ambiente y la sociedad. ¿Dónde se cultiva? ¿Cuántos kilómetros recorre antes de transformarse en chocolate? ¿qué métodos de cultivo utiliza? ¿Quiénes lo cultivan? Las respuestas no dan lo mismo, y cada día son más las personas que lo entienden”, señala Mark y agrega que “Creemos que la evolución y sofisticación que se está produciendo con el chocolate en Chile, es similar a lo que ha pasado en los últimos 20 años con el vino, la cerveza, el aceite de oliva y el café”, señala Gerrits. “Los consumidores están exigiendo alimentos de mejor calidad y mayor transparencia en su elaboración, y el chocolate no ha sido la excepción”.
Semillas de cacao natural  - obolo empresa B certificada

Blog

¿Por qué ÓBOLO es una Empresa B?

por Annelore Hoffens en Mar 29, 2022
¿Qué es una Empresa B?   Las Empresas B son las que miden su impacto social y ambiental. Se comprometen de forma personal, institucional y legal a tomar decisiones considerando las consecuencias de sus acciones a largo plazo en la comunidad y el medioambiente.   La producción de bienes o de servicios en el mundo, tradicionalmente, ha significado un uso excesivo de recursos naturales, contaminación de aguas, aire o suelos, producción desmedida de basura. También, el empobrecimiento o -al menos- estancamiento económico de los pequeños productores de materias primas, etc. Son externalidades de la cadena producción que usualmente no pagan ni las empresas ni el consumidor final, sino que el medio ambiente y una parte de la sociedad. Este modelo fue aceptado -en mayor o menor medida- desde la Revolución Industrial hasta que, hacia fines de la década del 60, fueron evidentes las consecuencias que estaban teniendo en el equilibrio ambiental del planeta. Surgieron, entonces, grupos cada vez más grandes de científicos, políticos, organizaciones de la sociedad civil y ciudadanos con conciencia ambiental y social que reclamaban y se movilizaban para cambiar las cosas. Poco a poco se ha ido avanzando en un cambio, uno de ellos está relacionado al modelo económico detrás de la producción de bienes y servicios. A principios de este siglo empezó a tomar fuerza la idea de que los procesos productivos no sólo deben evitar el deterioro ambiental y el perjuicio social, sino que, además, deben generar un impacto positivo en ellos. Así, comienza a gestarse en Estados Unidos, las bases de lo que unos años más tarde, en 2007, daría origen a las Empresas B: empresas que miden su impacto social y ambiental, que se comprometen de forma personal, institucional y legal a tomar decisiones considerando las consecuencias de sus acciones a largo plazo en la comunidad y el medioambiente. Hoy las Empresas B forman un movimiento global que quiere hacer un cambio, utilizando la fuerza del mercado para dar soluciones a problemas sociales y ambientales. Son empresas que quieren contribuir a la construcción de un nuevo modelo económico que equilibra el propósito con las ganancias, para lo cual adoptan los más altos estándares de prácticas ambientales, sociales y gobernanza. ¿Cuáles son las características que convierten a ÓBOLO en una Empresa B? Nuestro manifiesto es: "Elaboramos el mejor chocolate para que tu día se mejor, tu vida más sana y nuestro planeta más sustentable". Éste expresa los principios de sustentabilidad ambiental y social como la base valórica de ÓBOLO. Está cargado de sentido, ya que las decisiones que tomamos cada día giran en función de él. Trabajando con nuestro manifiesto como guía, nos certificamos como Empresa B en el año 2019. Somos el primer Chocolate Chileno con esta certificación, y hasta ahora, el único. Logramos y mantenemos nuestra certificación cumpliendo con los siguientes estándares internacionales: Compramos cacao nativo a pequeños productores de Pangoa (Perú), en plena selva amazónica. No usamos intermediarios y pagamos un precio ético que suele doblar el valor del cacao convencional, estimado en el mercado a unos USD 2.500 en promedio. Este valor mercado no se corresponde con la cantidad y calidad de trabajo que llevan a cabo los productores, ni con las cualidades de su cacao orgánico, ni tampoco con sus necesidades como individuos y comunidad. No es un precio justo y no es suficiente para que puedan desarrollarse y conservar -al mismo tiempo- su entorno natural. Nuestra materia prima es cacao producido en cultivos agroforestales que permiten la coexistencia de especies nativas y conservación de la biodiversidad original de la selva, de la cual el cacao es parte. Lo contrario ocurre con los monocultivos de cacao extendidos por varios países productores en Latinoamérica y, sobre todo, en los países cacaoteros de África. Este continente produce y exporta el 70% del cacao del mundo, pero lo hace a costa de una huella ecológica enorme que se refleja, en parte, en la desaparición de sus bosques tropicales para dejarle espacio a los monocultivos de cacao. Los monocultivos, de cualquier cosa, se contraponen a la conservación y desarrollo pleno de la biodiversidad, producen desequilibrio hídrico en el suelo y crean ecosistemas altamente vulnerables al cambio climático. Compramos cacao cultivado de forma ética, libre de trabajo y esclavitud infantil. Esto, que pareciera de perogrullo en tiempos actuales, en realidad no lo es. Muchos de los cultivos de cacao en África usan el trabajo infantil forzado como práctica habitual.ÓBOLO es el primer y único chocolate chileno incluido en la lista de la ONG Slave Free en su lista de empresas de chocolate a nivel mundial. Elaboramos chocolate con una huella de carbono significativamente menor a la de otros chocolates industriales que se encuentran en el mercado. Como hemos dicho, la mayoría de los chocolates se elaboran con cacao producido en África, que luego se exporta a Europa para ser procesado y dar vida, por ejemplo, al famoso chocolate belga. Desde Europa se importa a Chile listo para su venta y consumo, o bien en forma de cobertura, que acá es reprocesada para obtener el producto final. Ya se imaginarán la huella de carbono de un chocolate cuya materia prima debe viajar tanto. La opción de ÓBOLO ha sido traerlo desde el país productor de cacao que nos queda más cerca: Perú. Usamos materiales reciclados, reciclables y/o compostables en nuestros envases. Todas nuestras barras y productos de la línea “Despensa” están envasadas en bolsas compostables NatureFlex (NO es plástico), y el resto de los materiales usados en el empaque son cartón Kraft reciclable. Hacemos esfuerzos permanentes para fortalecer las capacidades de nuestro equipo de trabajo en Santiago y mantener sus condiciones laborales estables. A pesar de los golpes que puedan recibirse de la crisis económica como la producida por la pandemia. Durante todo 2020 y 2021 ÓBOLO no hizo uso de la ley que permitía la suspensión de contrato de sus empleados, sino que los mantuvo a todos con su mismo salario y condiciones. Igualmente, ÓBOLO es un orgulloso empleador de personas con discapacidad intelectual en su equipo (actualmente 1 de sus 7 miembros proviene de Coanil y la idea es seguir trabajando con esa fundación). Aún tenemos muchos desafíos por delante para avanzar en el camino de nuestro propósito, pero por ahora nos da mucho orgullo poder contarles las acciones y decisiones que nos han convertido en la única fábrica de chocolate chilena certificada como Empresa B. Siempre recuerda que tu decisión de compra sí importa. Todos nosotros, en nuestro rol de consumidores, podemos ejercer el poder de elegir los productos que tengan un mayor impacto positivo en la sociedad y en el medio ambiente. Respecto del chocolate, esperamos que la próxima vez, al menos, te preguntes de dónde viene su cacao.
Cacao, Chocolate y Crisis Climática

Blog

Cacao, Chocolate y Crisis Climática

por Annelore Hoffens en Aug 12, 2021
“Las campanas de alarma son ensordecedoras y la evidencia es irrefutable: las emisiones de gases de efecto invernadero por la quema de combustibles fósiles y la deforestación están asfixiando nuestro planeta y poniendo a miles de millones de personas en riesgo inmediato”. Estas palabras corresponden a la declaración de António Guterres, secretario general de las Naciones Unidas, ante el último informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), dado a conocer esta semana. Y es que la crisis climática y ambiental nos golpea la puerta todos los días, aunque muchas veces no queramos verlo, y el planeta reclama acciones concretas y decididas para que la situación no empeore y, en el mejor de los casos, revertirla. Esas acciones nos involucran a todos: a cada persona e institución sobre la faz de la Tierra y ya no podemos rehuir de esa enorme responsabilidad. Como personas, ciudadanos comunes y corrientes, debemos ser conscientes de nuestras decisiones de consumo porque tras ellas radican las causas de la crisis climática-ambiental; como empresas, debemos ser capaces de encontrar la forma de ofrecer productos o servicios alineados con los principios de sustentabilidad ambiental y social, porque esa es la única forma ética de pararse en el mundo en pleno siglo XXI. En ÓBOLO hemos asumido esa responsabilidad desde el inicio, porque la elaboración de chocolate también tiene una huella importante sobre el medio ambiente; una huella que puede ser positiva o negativa dependiendo de las decisiones que se tomen, empezando por definir el origen del cacao con que se trabajará. ¿Dónde se cultiva? ¿Cuántos kilómetros recorre antes de transformarse en chocolate? ¿qué métodos de cultivo utiliza? ¿Quiénes lo cultivan? Las respuestas a esas preguntas no sólo determinan la huella ambiental del producto final, sino también reflejan la convicción de querer hacer las cosas de la única forma que el mundo puede tolerar: ambiental y socialmente sustentable. Es muy distinto consumir chocolate elaborado con cacao africano -que, en efecto, probablemente es el chocolate que has estado consumiendo toda tu vida-, que uno hecho con cacao proveniente de la Amazonía, de donde es nativo. Veamos por qué… Actualmente el 70% del cacao mundial se produce en los países tropicales del continente africano, donde fue introducido a principios del siglo XIX. Desde entonces se ha convertido en una de sus actividades agrícolas más importantes, debiendo -para ello- talar la selva originaria para liberar terrenos para el cultivo de cacao. En el caso de Costa de Marfil, por ejemplo, la cubierta forestal originaria del país ha pasado de 12 millones de hectáreas de bosque en 1960 a menos de 3 millones en 2020, lo que supone que solo existe alrededor del 10 % del bosque original. Y se prevé que desaparecerá totalmente si no se toman medidas urgentes. De todo el territorio marfileño, solo un 4% está cubierto por selva tropical, y en 13 de las 23 zonas protegidas del país la población de primates ha desaparecido por completo, mientras que los elefantes están en peligro de extinción tras la desaparición de su hábitat. Y la situación se repite de forma bastante similar en otros países del continente africano.  El crecimiento de los monocultivos de cacao en África ha implicado la pérdida de masa forestal y biodiversidad lo que, a su vez, se traduce en la reducción de la capacidad de absorción de CO2 desde la atmósfera, y en el desequilibrio hídrico de los terrenos. Los monocultivos, en general, son todo lo opuesto a las Soluciones Basadas en la Naturaleza (SBN) que el mundo debe implementar de forma decidida para enfrentar la emergencia climática. Por otro lado, el cacao producido en África debe viajar largas distancias hasta llegar a Europa donde mayoritariamente es procesado y transformado en el chocolate que luego llega a países como Chile listo para su consumo, o en forma de cobertura que luego simplemente se derrite y mezcla con otros ingredientes para hacer el producto final. Podrán imaginar la huella de carbono que se esconde detrás de los empaques llamativos de un chocolate que ha tenido que viajar tanto. ¿Cuál es la alternativa, entonces? La otra cara de la moneda está dada por el cacao que crece naturalmente en la Amazonía, de donde es nativo, es decir, es parte de la biodiversidad primaria de la selva amazónica: ahí comparte la tierra, el agua y el aire en armonía con otras especies características de ese ecosistema.  En la Amazonía el cultivo de cacao suele hacerse en plantaciones que combinan varias especies nativas de la selva en los llamados sistemas de cultivo agroforestal. Éstos combinan especies frutales y forestales en un mismo lugar y tiempo, imitando las asociaciones de bosque natural primario del cual el cacao es parte. Evidentemente ese entorno ambiental equilibrado es el idóneo para el desarrollo del cacao orgánico, a la vez que sirve de sustento a la biodiversidad local y ayuda a reducir la degradación de los bosques locales. Como es de suponer, los cultivos biodiversos como estos son, además, más resilientes al cambio climático. Un ejemplo de ello es lo que ocurre en Pangoa, localidad ubicada en plena selva central peruana, donde la Cooperativa Agrícola que reúne a productores de cacao lleva varios años promoviendo la producción del cacao nativo fino de aroma en sistemas agroforestales y, en algunos casos, biodinámicos. En ÓBOLO trabajamos con cacao nativo de Pangoa, no sólo porque es producido de forma respetuosa con el medio ambiente y con la comunidad, sino también porque su cercanía con Chile facilita y acorta su traslado, con la consecuente disminución de su huella de carbono. Como empresa B certificada, nos hemos comprometido a apoyar y promover la sustentabilidad social y ambiental en cada etapa de la elaboración de nuestro chocolate, porque asumimos la responsabilidad de nuestras decisiones y estamos conscientes de que también somos parte del cambio que el mundo necesita para reencausar su rumbo.  Es necesario, sin embargo, que los consumidores también hagan su parte: sabemos que, a nivel global, la demanda define las características de la oferta. Chile es el principal consumidor de chocolate de Latinoamérica, por lo tanto, nuestra decisión de compra respecto a este producto -y a todos los demás- puede tener efectos importantes frente a la crisis climática y ambiental global. Considerando todo lo anterior, te invitamos a reflexionar sobre el origen del próximo chocolate que compres, y a ser parte de la solución que el planeta clama. Puedes leer más sobre el último informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), en estos links: https://www.elmostrador.cl/agenda-pais/2021/08/09/cambio-climatico-5-revelaciones-del-preocupante-informe-de-la-onu-sobre-la-crisis-climatica/ https://www.ipcc.ch/site/assets/uploads/2021/08/IPCC_WGI-AR6-Press-Release-Final_es.pdf
¿Por qué ÓBOLO cuesta más que otros chocolates?

Blog

¿Por qué ÓBOLO cuesta más que otros chocolates?

por Annelore Hoffens en Jun 07, 2021
Es una pregunta habitual que a veces nos hacen por simple curiosidad y, otras, a modo de crítica. ¿Por qué el chocolate ÓBOLO es más caro que otros? y bueno, acá respondemos.  Nuestro principio base de funcionamiento es el comercio directo, es decir, compramos nuestra materia prima, el cacao orgánico, directamente a los pequeños productores de la selva peruana, pagándoles un precio ético para que puedan desarrollarse como individuos y como comunidad, y puedan seguir cultivando su cacao nativo de forma amigable con el medio ambiente. En la práctica eso significa que pagamos el doble -o más- por cada tonelada de cacao que compramos, en comparación a lo que pagan las grandes marcas de chocolate industrial a sus proveedores, por un cacao de menor calidad. Significa también que, en vez de traer cacao barato desde África, donde su cultiva a costa del daño irreversible al medio ambiente, del trabajo infantil evidentemente forzado y de condiciones de trabajo generales muy deficientes, lo hacemos desde nuestro país vecino, fomentando las buenas prácticas sociales y ambientales.   Eso ocurre con el cacao, pero también con el resto de nuestros ingredientes como las hierbas nativas de Atacama, la sal de Cáhuil, los berries nativos de la Patagonia, y también el azúcar integral de caña orgánica: todos son cultivados en forma sustentable, por todos pagamos un precio justo, y todos son de primera calidad. Es importante mencionar también, que el trato justo y ético no sólo lo ponemos en práctica con nuestros proveedores, sino también con nuestros principales colaboradores: el equipo ÓBOLO. Durante toda la pandemia, por ejemplo, hemos hecho los esfuerzos y sacrificios necesarios para no tener que reducir personal y no suspender ningún contrato. El bienestar y estabilidad de nuestro equipo, es la prioridad.  Por otro lado, nuestros envases -en su mayoría- son de materiales  naturales que pueden compostarse o reciclarse, de tal forma de no generar más basura y reducir los impactos negativos sobre el medio ambiente. Evidentemente, esos materiales los adquirimos a un precio mayor que el plástico que suele envolver muchos otros chocolates. Nuestro chocolate no es un producto barato, porque su producción no lo es. No es barato porque en su precio está implícita la decisión de actuar de forma responsable con el planeta; la decisión de ser parte del cambio que necesitamos para vivir en un mundo más justo, más sano, más limpio, más feliz. Afortunadamente cada vez son más las personas que valoran los principios con los que actuamos y, por supuesto, la calidad de nuestro chocolate, y están dispuestos a pagar lo que corresponde por ellos. Los invitamos a pasar por nuestra tienda ubicada en el Barrio Italia, Ñuñoa, para conocernos en persona. Encantados les contaremos más sobre nosotros, sobre nuestra pasión por chocolate y nuestro compromiso de generar un impacto positivo en el mundo. Te estaremos esperando. 
Cacao y biodiversidad: mirando detrás del chocolate

Blog

Cacao y biodiversidad: mirando detrás del chocolate

por Annelore Hoffens en May 22, 2021
“Soy parte de la solución” es el slogan de este año para el Día Internacional de la Diversidad Biológica, recordándonos que todos nosotros tenemos el poder de generar o apoyar cambios que favorezcan la protección del medio ambiente y la conservación de la biodiversidad de la cual depende la humanidad. ¿Y qué tiene que ver esto con mi consumo de chocolate? Pues, todo que ver… y en ÓBOLO lo tenemos muy claro.  Si has leído los posteos anteriores, a estas alturas ya sabes que el cacao es un fruto que proviene del árbol Theobroma cacao, originario de la Amazonía, es decir, desde siempre ha formado parte del bosque primario de la selva amazónica, es parte de su biodiversidad original. Ahí comparte la tierra, el agua y el aire con otras especies frutales y forestales características del bosque tropical. El mejor escenario para el cultivo de cacao, por lo tanto, serían los bosques amazónicos. Sin embargo, la creciente demanda del chocolate en el mundo durante el último siglo motivó el desarrollo de cultivos masivos de alta productividad en la misma Amazonía, pero -sobre todo- en las zonas tropicales de África, hoy el principal productor de cacao y exportador de sus granos. El 70% del cacao mundial se produce en ese continente, donde fue introducido a principios del siglo XIX, y desde entonces se ha convertido en una de sus actividades agrícola más importantes, a costa –eso sí- de la deforestación de la selva originaria, del trabajo infantil y del pago desproporcionadamente bajo a los agricultores. Desde los años sesenta, el 80% de la selva de Costa de Marfil, por ejemplo, se ha perdido para liberar terreno al cultivo del cacao y se estima desaparecerá totalmente si no se toman medidas. Actualmente solo un 4% de su territorio está cubierto por selva tropical, y en 13 de las 23 zonas protegidas del país la población de primates ha desaparecido por completo, mientras que los elefantes están en peligro de extinción tras la reducción de su población afectada, a la vez, por la desaparición de su hábitat. Y la situación se repite de forma bastante similar en otros países del continente africano. Por otro lado, el monocultivo de cacao no solo se contrapone a la conservación y desarrollo pleno de la biodiversidad, sino que crea ecosistemas altamente vulnerables al cambio climático, es todo lo opuesto a las Soluciones Basadas en la Naturaleza (SBN), que la ONU promovía el año pasado en la conmemoración de este mismo Día Internacional. De vuelta en la Amazonía, el cultivo de cacao suele hacerse en plantaciones que combinan especies nativas de la selva. Pueden haber crecido solas en lo que es su hábitat natural, o haber sido plantadas a propósito para restaurar terrenos por medio de un sistema de cultivo agroforestal. Un ejemplo de ello es lo que ocurre en Pangoa, localidad ubicada en plena selva central peruana, donde la Cooperativa Agrícola que reúne a productores de café y cacao lleva varios años promoviendo la producción del cacao nativo fino de aroma en sistemas agroforestales, es decir, sistemas que combinan cultivos frutales y especies forestales en un mismo lugar y tiempo, de tal forma de imitar las asociaciones de bosque natural primario del cual el cacao es parte. Esto proporciona un entorno ambiental equilibrado para el desarrollo del cacao orgánico, a la vez que sirve de sustento a la biodiversidad local y ayuda a reducir la degradación de los bosques locales. Como es de suponer, los cultivos biodiversos como estos son, además, más resilientes al cambio climático, contrario -como dijimos- a lo que ocurre con el monocultivo del cacao. Los cultivos agroforestales, por otro lado, permiten a los agricultores diversificar sus fuentes de ingresos al vender la madera de las especies forestales, proveyéndoles mayor sostenibilidad financiera. En las fincas de Pangoa el cacao coexiste con capirona, tornillo, mohena anis, caoba, lagarto, cedro nativo, cedro rosado de las indias, además de árboles cítricos como naranjas, tanglos, mandarinas, limones y otras especies frutales como las annonas, guayabas, carambolas y guanabana, cuyos frutos caen al suelo y al descomponerse sirven de alimento a la planta de cacao. De hecho, los productores de cacao sostienen que tal variedad de especies influye en el sabor y complejidad de notas frutales que adquiere el cacao y que, finalmente, se refleja en el chocolate que se elabore con él.  La conservación de la biodiversidad también incluye la diversidad genética de las especies, y en ese aspecto la comunidad de Pango también nos da un gran ejemplo. Sucede que Perú concentra la mayor biodiversidad genética de cacao de todo el mundo, sin embargo, hay variedades introducidas que han sido fuertemente promovidas y subsidiadas por el Gobierno peruano, dado su rápido crecimiento, alta productividad y resistencia a las enfermedades. Nos referimos principalmente al famoso cacao CCN 51, variedad creada en los años 60 en Ecuador, de calidad muy inferior al cacao nativo y cuya proliferación está poniendo en riesgo la variedad genética del cacao de localidades aisladas de Perú, como Pangoa.  Cuando se introdujo el CCN 51 en ese país, se hizo como una solución a corto plazo para asegurar la supervivencia de la industria del cacao, pero el corto plazo se alargó y hoy su omnipresencia responde a un sistema de mercado que demanda una alta productividad, grandes volúmenes y precios bajos, en lugar de concentrarse en el sabor. Afortunadamente los socios de la Cooperativa Pangoa están conscientes de la calidad suprema de su cacao nativo, y de su valor identitario y ambiental, y se han decidido a trabajar sólo con variedades nativas locales. Y van más allá aún. Para proteger y fortalecer su cacao nativo fino de aroma, esta Cooperativa está trabajando en un programa de conservación de su material genético con el objetivo de propagarlo en las fincas de todos sus socios y socias. Eligieron las mejores 13 variedades nativas de la zona, entre 42 tipos posibles, considerando su índice potencial de producción, resistencia a enfermedades y, por su puesto, sus propiedades organolépticas que destacan por sobre otros cacaos de la región. Las variedades genéticas seleccionadas se cultivan en jardines clonales junto con otras especies como plátanos, papayas, guanabanas, mandarinas y especies forestales, es decir, en un sistema agroforestal que provee un contexto ambiental equilibrado.  Con todo, Pangoa ha sido el ejemplo del compromiso de una comunidad por rescatar parte de su patrimonio natural, desarrollando y potenciando su cacao nativo, y poniéndolo en valor como parte del bosque primario amazónico. Gracias a ellos, en ÓBOLO elaboramos un chocolate de calidad mundial que, como ahora ya sabes, proviene de un manejo agrícola alineado con la conservación de la biodiversidad local y el fortalecimiento de las funciones ambientales de los ecosistemas. ÓBOLO, como empresa B, nos hemos comprometido a apoyar y promover la sustentabilidad social y ambiental de las comunidades cacaoteras con las que trabajamos, pues no hay otra forma de hacer bien las cosas. Asumimos la responsabilidad de nuestras decisiones, conscientes de que todos somos parte del cambio que el mundo necesita para reencausar su rumbo, y orgullosos de poder afirmar que nosotros también somos parte de la solución. Y tú, ¿qué chocolate elegirás en tu próxima compra?
ÓBOLO-3-Recetas-Pascua-Cacao-en-Polvo

Blog

2 Recetas con Cacao ÓBOLO para una Pascua diferente

por YOPPEN® en Mar 19, 2021
Se viene la Pascua y nos llenamos de ganas de comer chocolate o algo de cacao. Esta será una Semana Santa diferente, en medio de una pandemia y cuarentenas que no mantendrán en casa sin poder ver a nuestros familiares y amigos como nos gustaría. Sin embargo, ese no es motivo para dejar de comer rico. Gracias a Internet y el comercio en línea puedes comprar chocolate y, por qué no, cocinar tu mismo algo chocolatoso que te guste.  Sé lo que estás pensando sobre cocinar.... Que hay que ensuciar y que todo eso que ensucies hay que lavarlo; o que tienes que buscar una receta que te guste y ver si por casualidad tienes todos los ingredientes. Pero, ¿y si te dijera que necesitas ingredientes simples y que el principal es cacao? Te aseguro que vas a querer hacer la receta de nuevo cuando te des cuenta lo fácil que es. Y es más: vas a querer comerla todos los días cuando te enteres de lo saludable de sus ingredientes.  Tal vez no serán huevos de chocolate como los que trae el conejo de pascua cada año, pero sí algo con lo que se te hará agua la boca. ¿Estás listo? En este post te compartiremos tres recetas de cacao en polvo que no te serán indiferentes. Antes, analicemos un poco la tradición del chocolate en esta festividad.  ¿Por qué comemos chocolate en Pascua?  Hay muchas historias sobre el origen de comer huevitos y conejos de chocolate en Pascua, y algunas están más ligadas a la tradición que a la historia. En un inicio se regalaban huevos reales simbolizando la fertilidad, vida y nacimiento, en sintonía con la festividad religiosa que se celebra. Pero, con el pasar de los años, esto fue mutando hasta llegar a los huevitos y conejos de chocolate que conocemos hoy y que inevitablemente despiertan el interés y antojo de grandes y chicos. En ÓBOLO Chocolate tenemos algunos productos para que disfrutes en estas fechas. En nuestra tienda puedes encontrar conejos de tres variedades distintas de chocolates, en tamaños mediano y grande, además de los clásicos mazapanes con forma de conejitos y zanahorias. Pero si quieres innovar y crear tus propias tradiciones, te invitamos a preparar las siguientes recetas. Beneficios del cacao en polvo  Si de beneficios del cacao en polvo se trata, podríamos enumerar una larguísima lista, pero aquí te contaremos los principales y más importantes.  ¡Aquí vamos! Alto en antioxidantes y antiinflamatorio gracias a los flavonoides Alivia el estrés Disminuye los niveles de colesterol Nos hace sentir de mejor humor y, por tanto, más felices Actúa como diurético Hidrata el cuerpo y protege nuestra piel de posibles daños celulares Funciona como afrodisíaco en el ámbito sexual 3 recetas con cacao ÓBOLO que deberás probar sí o sí Entendemos que esta será una Semana Santa diferente. Por lo mismo, ¡hagamos algo diferente! A continuación, te proponemos tres recetas chocolatosas de cacao que puedes preparar para compartir y disfrutar junto a los que más quieres. Léelas con detención y síguelas paso a paso.  1. Fudge de Chocolate Vegano Receta original de la cocinera y autora de libros Min Rebolledo (@minrebolledo) Puedes ver el vídeo paso a paso aquí Ingredientes 1 taza mantequilla de maní (o mantequilla de almendras, castañas de cajú, tahini, etc) 1/3 taza aceite de coco, derretido 1/4 taza de Chef's cacao en polvo  1/4 taza maple syrup (o miel) 1 cdta. extracto de vainilla 1/2 cdta. sal rosada o marina fina Preparación En un bowl mediano, mezcla la mantequilla de maní y el aceite de coco hasta que se incorporen. Agrega el cacao en polvo ÓBOLO, maple o miel, vainilla y sal, y revuelve hasta que quede cremoso. Transfiere la mezcla a un molde forrado con papel mantequilla, y alisa la parte superior con una espátula. Lleva el molde al congelador y deja que se solidifique por al menos una hora antes de cortar y servir. 2. Refréscate con un batido de chocolate fácil y rápido Receta oficial de Mark Gerrits, fundador de ÓBOLO Chocolate Ingredientes (para dos personas) 2 tazas de leche vegetal (almendras, avena, soya, etc) 2 cucharadas de Chef's cacao en polvo natural de ÓBOLO Chocolate ½ cucharita de canela ½ cucharita de curcuma ½ cucharita de jengibre en polvo. virutas de chocolate Preparación Incorpora los ingredientes en un shaker. Shake y listo.   Bate con la batidora y vierte en dos vasos.  Para decorar el batido de cacao, añade las virutas de chocolate y sirve. ¡Disfruta!  Las propiedades del cacao son muchas y, como vimos, es un alimento muy saludable. Aquí te compartimos tres recetas que puedes disfrutar con tu familia, o solo, a cualquier hora del día. Pero, si lo tuyo no es cocinar, también puedes comprar el chocolate en su formato de barra u otras delicias. En ÓBOLO Chocolate podrás encontrar gran variedad de regalos o frutas confitadas con chocolates para elegir. ¿Ya decidiste cómo celebrarás la Semana Santa?
7 diferencias entre el craft chocolate y el chocolate industrial

Blog

7 diferencias entre el craft chocolate y el chocolate industrial

por YOPPEN® en Mar 09, 2021
Todas nuestras compras tienen un impacto en el medio ambiente y eso también aplica al chocolate. Conoce las diferencias entre el craft chocolate y el chocolate industrial y cómo al preferir el primero estás apoyando una producción verde y sustentable. 
Regalo-óbolo-chocolate-sanvalentin

Blog

La historia del chocolate en San Valentín: ¿Por qué regalamos chocolate el 14 de febrero?

por YOPPEN® en Jan 30, 2021
Regalar chocolate en San Valentín es una tradición que se ha perpetuado por siglos. Comer chocolate para celebrar el amor y la afectividad es una costumbre de la que nadie queda fuera, ya sea soltero, emparejado o nada más que enamorado.
Mark Gerrits, CEO y fundandor de ÓBOLO junto a árbol de cacao en pangoa, perú

Blog

¿Qué es el chocolate Bean To Bar?

por YOPPEN® en Jan 17, 2021
Bean To Bar significa —literalmente— “del grano a la barra” y hace referencia a la producción artesanal del chocolate, pero la calidad de este puede hacer la diferencia en la calidad del chocolate que estamos comiendo en ÓBOLO es el primer chocolate Bean to Bar de Chile.
Regala ÓBOLO chocolate

Blog

¿Por qué regalar chocolate?

por YOPPEN® Collaborator en Dec 18, 2020
Da igual si es verano, invierno, cumpleaños, san valentín, navidad o año nuevo. No importa qué mes o época del año es, siempre es un buen momento para regalar chocolate. Disfrutemos de este sabroso alimento que se forma a partir del cacao...
Cacao en polvo 100% cacao

Blog

Cacao en polvo natural versus alcalinizado

por Mark Gerrits en Sep 09, 2020
¿Sabías que no todo el cacao en polvo que encuentras en el mercado es igual? En la actualidad podemos encontrar 2 tipos: el cacao en polvo natural y el alcalinizado. Una de sus principales diferencias es que en el cacao en polvo natural mantiene todas las propiedades antioxidantes de este fruto, mientras que el alcalinizado se eliminan casi por completo debido a su proceso químico. Cacao Alcalinizado La gran mayoría del cacao en polvo disponible en el mercado chileno, es cacao alcalinizado. Este es un proceso mediante el cual al cacao se le adhieren agentes químicos como carbonato potásico, hidróxido sódico o carbonato cálcico, entre otros, a altas temperaturas. El resultado es un cacao en polvo de menor sabor, con un color más oscuro. Pero principalmente, este proceso de alcalinización puede llegar a eliminar entre un 60% y 78% de flavonoides. Cacao en Polvo Natural Este cacao en polvo se obtiene del proceso natural de separar la grasa (manteca) de la parte sólida de los granos de cacao. Un cacao en polvo natural mantiene las características de rico sabor, aroma y color marrón claro de los granos de cacao. Además, contiene altos niveles de flavonoides; agentes antioxidantes, protectores frente a las enfermedades e infecciones. Cada vez que prepares postres y queques con el cacao en polvo de ÓBOLO estarás tomando todos los beneficios del cacao, ya que es 100% natural y con certificado orgánico.
Línea “Sabores Endémicos de Chile” lanzada en Nueva York

Blog

Línea “Sabores Endémicos de Chile” lanzada en Nueva York

por Jorge Morales en Aug 24, 2019
Maqui, murta, rica rica, son algunos de los ingredientes nativos chilenos que forman parte de las nuevas variedades de barras de ÓBOLO Chocolate, que hoy están siendo lanzadas en Nueva York.  Se trata de la línea “Sabores  Endémicos de Chile”, inspirada en los sabores y tradiciones locales de Chile, y promovida en el extranjero con apoyo de ProChile.  “Estamos orgullosos de ser chocolateros chilenos, de pertenecer a un país con una diversidad biológica tan grande que ofrece sabores y aromas únicos.  Quisimos incorporar un pedacito de diferentes rincones de Chile en estas nuevas barras de chocolate, y para ello seleccionamos con mucho cuidado ingredientes que representaran al país desde el desierto de Atacama hasta la Patagonia”, dijo Mark Gerrits, Fundador de ÓBOLO Chocolate.  “Sabores Endémicos de Chile” incorpora siete variedades de barras de chocolate con ingredientes y sabores chilenos: muña muña y rica rica del desierto y altiplano nortino; sal de mar de Cáhuil;  merkén de la Araucanía; murta y maqui de la Patagonia, y el clásico postre de tres leches.  “Desde ProChile, estamos muy contentos de apoyar a ÓBOLO con su proceso de internacionalización y específicamente con su lanzamiento mundial de la línea de chocolate con Sabores Endémicos de Chile, que contiene alimentos nativos de nuestro país como la rica rica, maqui, Sal de Cahuil, murta y merkén, y que por sus cualidades nutritivas y sabor son muy valorados por el mercado estadounidense. Además, se trata de productos que han estado por siempre entre nuestras barreras naturales como la Cordillera de Los Andes, el Océano Pacífico, los hielos patagónicos y el desierto de Atacama, y que son parte de la historia de Chile, de su gente y de sus grandes atributos que lo convierten en un país productor de alimentos de calidad”, destaca la Directora Regional Metropolitana de ProChile, Mariela Díaz.  Por su parte Patricia Pérez, recolectora atacameña perteneciente a la comunidad de Toconao, señaló que “estamos felices de que conozcan nuestras hierbas a través de ÓBOLO; felices de que estos nuevos sabores puedan ser degustados en distintas partes del mundo. El nombre de mi comunidad, Toconao, significa identidad ancestral, y es un honor trabajar con un producto que rescate y difunda justamente eso, nuestra identidad”.  Sabores Endémicos de Chile está siendo lanzada hoy en “The Meadow”, la tienda de chocolate más exclusiva de los EE.UU., y el 27 de agosto será su lanzamiento en Montreal, en la principal tienda de chocolates bean to bar de Canadá “Etat de Choc”. Ambas tiendas venden ÓBOLO desde que se iniciara su exportación el año pasado.    Variedades - Sabores Endémico de Chile  Muña Muña Andina:  66% Cacao Dark Chocolate Atacama Rica Rica: 53% Cacao Dark Milk Chocolate Dulce de Tres Leches: 38% Cacao White Chocolate Cáhuil Sal de Mar: 70% Cacao Dark Chocolate Merkén Smoked Chili: 65% Cacao Dark Chocolate Patagonia Murta Berry: 37% Cacao White Chocolate Patagonia Maqui Nativo: 50% Cacao Dark Milk Chocolate  
ÓBOLO CHOCOLATE OTRA VEZ ENTRE LOS MEJORES DEL MUNDO

Blog

ÓBOLO CHOCOLATE OTRA VEZ ENTRE LOS MEJORES DEL MUNDO

por Jorge Morales en Jun 21, 2017
ÓBOLO Chocolate fue reconocido como uno de los mejores chocolates del mundo, tras ganar Oro en la octava edición de los Academy of Chocolate Awards en Londres, cuyos resultados se dieron a conocer esta semana. Se trata de la primera vez que un chocolate chileno obtiene un reconocimiento en este prestigioso concurso internacional, lo que se traduce en un nuevo logro culinario para el país. Desde el año 2005 la Academia de Chocolate de Reino Unido elije a los mejores chocolates del mundo que postulan a distintas categorías, de las cuales la más importante es “Dark Bean to Bar Under 80%” o “del grano a la barra bajo 80% cacao”. Este año el único chocolate de Latinoamérica que recibió un oro en esa categoría, fue ÓBOLO Chocolate. “Estamos muy orgullosos y satisfechos con este resultado, no sólo porque acredita que hacemos un chocolate de primera calidad, sino porque se abre una tremenda oportunidad para que Chile se reconozca internacionalmente por producir chocolate bean to bar  de calidad mundial”, dijo Mark Gerrits, chocolatero y fundador de ÓBOLO Chocolate. Los chocolates fueron elegidos a través de una cata ciega a cargo del jurado compuesto por miembros de la Academia, periodistas internacionales, chefs y expertos en chocolate, liderados todos por Michael Nadell, uno de los chefs pasteleros más renombrados del Reino Unido. Todo ello ocurrió en el Westminster Kingsway College de Londres. La Academia de Chocolate de Londres fue fundada en 2005 por 5 chocolateras británicas unidas por la convicción que comer chocolate fino es uno de los máximo placeres. La Academia busca y selecciona los mejores chocolates del mundo,  y promueve la gran diferencia que hay entre los que son finos y aquellos producidos masivamente, que son los que comúnmente consumimos. ÓBOLO es el primer chocolate hecho en Chile desde granos de cacao o chocolate bean to bar. Compra los granos de cacao orgánico directamente a los pequeños productores en Perú, y en su taller los transforma en barras de chocolate. Empezó haciendo ensayos de su producto hace tres años y lo lanzó al mercado el 2015, sólo después de lograr un producto de calidad mundial.  La tendencia de hacer chocolate desde el grano del cacao está muy desarrollada en países del hemisferio norte, pero muy incipiente aún en Chile, donde ÓBOLO Chocolate es el pionero.  Esta forma de hacer chocolate del "grano a la barra" o "bean to bar", da origen a un chocolate de mejor calidad y saludable que mantiene los sabores y aromas del "terroir" del cacao (tal como ocurre con las uvas en el vino), y que promete cambiar el concepto que se tiene de este seductor producto: el chocolate bean to bar no se trata del chocolate industrial que comemos con gusto pero con cargo de conciencia, sino de un alimento muy nutritivo y saludable, con sabores y texturas marcadamente superiores. “Creemos que la evolución y sofisticación que puede producirse con el chocolate en Chile es similar a lo que ha pasado en los últimos 20 años con el vino, la cerveza, el aceite de oliva, el café, el té”, agrega Gerrits.  Y es que poco a poco estamos exigiendo alimentos de mejor calidad y mayor transparencia en su elaboración, y el chocolate no ha sido la excepción. ÓBOLO ofrece barras de 70% Cacao Puro, 70% Cacao con Sal de Cáhuil, y 70% Cacao con Nibs.  Además, hace unas semanas se lanzó sus barras de 85% Cacao, para quienes gustan del chocolate intenso. Los puntos de venta se pueden ver en  https://www.facebook.com/obolochocolate/
ÓBOLO ES LANZADO EN EEUU

Blog

ÓBOLO ES LANZADO EN EEUU

por Jorge Morales en Oct 14, 2015
En el marco del Northwest Chocolate Festival de Seattle, EEUU, la semana pasada se hizo el lanzamiento de ÓBOLO Chocolate, el primer chocolate chileno hecho directamente del grano del cacao orgánico, o primer chocolate chileno “bean to bar”. Este festival corresponde al evento más importante de esta materia que se hace en Estados Unidos, y en él participan los mayores expertos mundiales de chocolate y de cacao. “Ha sido un privilegio para ÓBOLO compartir con los mejores chocolateros del mundo y haber sido validado por ellos como un chocolate a la altura de este festival”, dijo Mark Gerrits, fundador y dueño de ÓBOLO Chocolate. La tendencia de hacer chocolate desde el grano del cacao está muy desarrollada en países del hemisferio norte, pero muy incipiente aún en Chile donde ÓBOLO Chocolate se ha posicionado como pionero.  Esta forma de hacer chocolate del "grano a la barra" o "bean to bar", da origen a un chocolate de mejor calidad y saludable que mantiene los sabores y aromas del "terroir" del cacao (tal como ocurre con las uvas en el vino), y que promete cambiar el concepto que se tiene de este seductor producto: el chocolate bean to bar no se trata del chocolate industrial que comemos con gusto pero con cargo de conciencia, sino de un alimento muy nutritivo y saludable, con sabores y texturas marcadamente superiores. La evolución y sofisticación que puede producirse en el paladar de los consumidores chilenos de chocolate, por el desarrollo del "bean to bar", se asemeja a lo que ha sucedido en los últimos 20 años con el vino, la cerveza, el aceite de oliva, el café, el té, agrega Gerrits.  Y es que poco a poco estamos exigiendo alimentos de mejor calidad y mayor transparencia en su elaboración, y el chocolate no ha sido la excepción. De hecho, el mercado de chocolate premium crece más de un 25% anual; cifra que podría aumentar exponencialmente si consideramos que Chile lidera el consumo de chocolate -de todas las calidades- en Latinoamérica, con más de 2,2kg anual. “Con ÓBOLO estamos demostrando que en Chile se puede hacer chocolate de calidad mundial, y que éste podría incorporarse a la canasta de productos que el país exporta”, agregó Gerrits.  ÓBOLO Chocolate compra los granos de cacao orgánico directamente a los pequeños productores en Perú, y en su taller los transforma en barras de chocolate. Empezó haciendo ensayos de su producto hace más de dos años, hasta lograr una calidad tal que le permitiera salir al mercado sorprendiendo a los consumidores con sus sabores, aromas y textura,  y participar en eventos reconocidos internacionalmente como el Northwest Chocolate Festival o los Chocolate Award de Nueva York, en los que participó en abril.